Nombre de la ruta: Pueblos blancos de Málaga

Distancia (en Kms.): 80

Provincia(s): Málaga y Cádiz

Comienza en: Ronda

Termina en: Castellar de la Frontera

Itinerario:

Ronda

Jimera de Líbar

Benadalid

Gaucín

Casares

Jimena de la Frontera

Castellar de la Frontera

Ronda Ronda
Jimena de Líbar Jimera de Líbar
Benadalid Benadalid
Gaucín Gaucín
Casares Casares
Jimena de la Frontera Jimena de la Frontera
Castellar de la Frontera Castellar de la Frontera
Desde Ronda, partida por el enorme tajo tallado por el río, la ruta recorre algunos de los pueblos blancos de las sierras de Málaga. Pueblos donde es visible la huella árabe, de casas encaladas junto a un castillo o fortaleza: Jimera de Líbar, Benadalid, Gaucín… Hacia el sur, el itinerario se adentra en tierras de Cádiz para visitar Jimena de la Frontera y Castellar, de hermoso casco medieval.

El mejor punto de partida para conocer la zona es Ronda con un magnífico emplazamiento junto a un profundo tajo (150 m) excavado por el río Guadalevín. Un buen lugar para contemplarlo es el puente Nuevo (s. XVIII). El barranco corta la ciudad en dos barrios: la Ciudad y el Mercadillo. En el barrio de la Ciudad hay numerosos edificios de interés (más de setenta casas blasonadas), magníficos enrejados y portadas. Las calles son de trazado árabe. Entre los monumentos más relevantes, las murallas con varias de sus puertas (s. XV); colegiata de Santa María la Mayor, gótica; casa del Gigante, antigua vivienda musulmana; casa de Mondragón con dos torres mudéjares; baños árabes… Al otro lado del Puente Nuevo se sitúa la plaza de toros (s. XVIII), una de las más bellas de España.

En los alrededores: Ronda la Vieja: ruinas romanas del teatro.

Después de dejar atrás Jimera de Líbar, con su castillo romano-árabe, se llega a Benadalid, una diminuta población de casas blancas y calles empinadas. Su castillo es el más antiguo de la zona. Fue escenario de guerras e insurrecciones durante todo el periodo musulmán.

En los alrededores: Algatocín: pueblo blanco en cuyas proximidades se hallan las ruinas romanas de ‘Cerrogordo’.

Muy cerca, al pie del Monte Hacho, está Gaucín, entre la serranía de Ronda y la Sierra de Cádiz. Sobre el casco urbano, las ruinas del castillo del Águila, que perteneció a los árabes hasta el siglo XV. Se pueden visitar la iglesia parroquial, renacentista, con techumbres mudéjares, y el convento barroco de las Carmelitas Descalzas (s. XVIII).

Un corto desvío lleva a Casares. Es un hermoso pueblo rodeado de olivares, huertos y bosques de alcornoques, de callejuelas empinadas jalonadas por casas blanquísimas. En el punto más alto del cerro, la fortaleza.

Es recomendable hacer una parada en Jimena de la Frontera, una de las principales poblaciones de la sierra, situada en un magnífico entorno natural. Son interesantes el castillo (s. XV), uno de los mejor conservados de la comarca, y las iglesias de la Misericordia (gótica) y de la Coronada, barroca, con una excelente colección de imágenes.

La ruta finaliza en Castellar de la Frontera que conserva el casco medieval encerrado tras las murallas (s. XIII).

En los alrededores: espléndidos bosques que pertenecieron al antiguo convento de mercedarios de la Almoraima.

Gastronomía: Ajoblanco, migas rondeñas, asados, rabo de toro, caldereta de cordero, gazpachos.


Ronda

Jimera de Libar

Benadalid

Gaucín

Casares

Jimena de la Frontera

Castellar de la Frontera